Me niego a ser creativo

por Eva Álvarez

Decía Platón que los seres humanos somos creativos “por inspiración divina”. Algo parecido a un ángelus que viene a visitarte y te deja preñado de ideas. Recuperar esta hipótesis filosófica unos cuantos siglos después, nos puede parecer una anécdota un poco ingenua, pero si lo pensamos bien, lo realmente gracioso es que, después de tantos años, muchas personas sigan pensando que algunos elegidos han sido tocados por el dedo divino de la creatividad o incluso que solo algunos afortunados reciben con más frecuencia la visita de las musas inspiradoras.

Si perteneces a esas muchas personas no significa que seas un negado para la creatividad, lo que puede significar es que te niegas a ser creativo. Y son dos posiciones muy diferentes frente a la vida. La primera pertenece al ámbito de aquello que hemos escuchado miles de veces “soy un negado para…las matemáticas”, por ejemplo. Puedo llegar a admitir que a unas personas les cuesta más aprender matemáticas que a otras. Todo lo que supone un aprendizaje de conocimientos creados por los seres humanos, obviamente, pueden ser mejor asimilados por uno que por otros, pero la creatividad no podemos ponerla en el mismo lugar de aprendizaje que una vez más, por ejemplo, las matemáticas. La creatividad es una herramienta que está en la naturaleza de todos, pero que no todos sacamos partido de ella.
— Leer en www.elpublicista.es/articulos/me-niego-a-ser-creativo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.