Vivimos en tierra de nadie. La vieja economía del plástico no termina de morir y la nueva no termina de nacer. En este cruce de caminos a veces se siente perdido y otras encontrado un material que se ha convertido en el principal problema —junto al cambio climático— medioambiental del mundo. Sus efectos dañinos en la naturaleza sobreviven cientos de años, un tic-tac incesante que ceba una bomba de tiempo que la humanidad aún no sabe desactivar. Porque esta sustancia es el caballo de batalla de la economía moderna.
— Leer en elpais.com/economia/2018/07/06/actualidad/1530889094_699565.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.