El viejo sector del plástico se resiste a morir | Economía | EL PAÍS

Vivimos en tierra de nadie. La vieja economía del plástico no termina de morir y la nueva no termina de nacer. En este cruce de caminos a veces se siente perdido y otras encontrado un material que se ha convertido en el principal problema —junto al cambio climático— medioambiental del mundo. Sus efectos dañinos en la naturaleza sobreviven cientos de años, un tic-tac incesante que ceba una bomba de tiempo que la humanidad aún no sabe desactivar. Porque esta sustancia es el caballo de batalla de la economía moderna.
— Leer en elpais.com/economia/2018/07/06/actualidad/1530889094_699565.html

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.