De acuerdo con la importancia que tienen para la empresa –y en función de parámetros económicos–, podemos clasificar a los clientes en tres grupos claramente diferenciados: los escasamente relevantes,
los medianamente relevantes y los altamente relevantes.
Los clientes ‘no deseados’ pertenecen a la primera de estas categorías. Por lo que podremos intentar reciclarlos hacia los grupos superiores o, directamente, deshacernos de ellos por ser manifiestamente irrecuperables.

A continuación, ofrecemos unas normas de actuación para conocer cómo son estas personas y cuáles son las técnicas más adecuadas para tratarlos:
— Leer en www.emprendedores.es/gestion/clientes-poco-rentables-rechazar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.