Nos gusta tener todo bajo control. O al menos pensar que tenemos todo bajo control aunque no sea así. Y en las empresas hay muchas cosas que suponemos que están bien, que hemos delegado, pero que realmente no tenemos claro como funcionan. Y muchas veces son sistemas vitales para nuestra supervivencia de futuro.

En muchas ocasiones se debe a que simplemente la organización es un caos. Y las áreas de responsabilidad están establecidas como algo estanco. Ninguno se mete en las tareas de los demás, no se les exigen el cumplimiento de su trabajo. Y esto pasa sobre todo en las empresas más pequeñas, familiares o donde todos los trabajadores son socios. No existe ningún control.

Hasta que llega una situación crítica y no se responde tal y como se esperaba. Entonces solo quedan reproches, acusaciones cruzadas, pero nadie se responsabiliza de nada, ni tampoco se plantean soluciones. Y no es algo que ocurra solo a nivel interno, sino que también pasa en relación con los colaboradores.
— Leer en m.pymesyautonomos.com/management/cuando-tu-empresa-prende-hilo-tu-miras-otro-lado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.