Los nuevos anuncios de televisión no quieren ser publicidad para evitar ser saltados

La televisión tiene muchos problemas. La competencia del VoD ha hecho que pierdan audiencias, especialmente en segmentos generacionales clave como es el caso de los jóvenes, pero también que se dinamite su mercado en términos de parrilla y creatividad. El peso creciente de internet ha llevado a que se le empiece a prestar más atención a lo que ocurre en la red de lo que se le dedica a la televisión. Y, por supuesto, las marcas y las empresas han empezado a plantearse qué deben hacer con sus presupuestos publicitarios y la televisión no sale en esto muy bien parada.

En general, internet está comiendo ya mucho terreno en lo que a inversión publicitaria toca. Las diferentes previsiones del mercado ya apuntan a que la inversión en publicidad en internet irá creciendo, mientras que la televisión se ha quedado estancada y perderá su condición de reina del mercado publicitario.

Pero ese no es el único problema de la televisión en lo que a publicidad toca: también tiene un problema en lo que a acceso al contenido se refiere. Es decir, la tele tiene un problema serio en lo que sus espectadores toca. Los anuncios de la tele se han convertido en aquello que los consumidores quieren saltar y en el contenido que aprovechan para hacer otra cosa. Los anuncios se han devaluado. Si a eso se suma que el modo en el que se compra y se vende publicidad no ofrece todo lo que los anunciantes querrían tener, se puede ver la complicada foto final.
— Leer en www.puromarketing.com/9/30572/nuevos-anuncios-television-quieren-ser-publicidad-para-evitar-ser-saltados.html

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.