La realidad virtual no tiene fronteras | Fortuna | Cinco Días

Hace tiempo que la realidad virtual (VR) ha dejado de circunscribirse solo al mundo lúdico y de la animación. Adentrarse en las cuevas de Altamira en plena prehistoria, superar el estrés postraumático o empatizar con víctimas de bullying poniéndose en su piel son solo tres ejemplos del amplio abanico que la VR puede ofrecer. Hoy, ya en una fase más madura, este novedoso lenguaje audiovisual ha llegado a profesionales muy alejados del ámbito de los videojuegos y empieza a conocerse y probarse en entornos tan distintos y alejados del puramente tecnológico como son la cultura, la educación o la medicina. “Estamos hablando de una nueva forma de interactuar que puede resolver hasta problemas clínicos”, destaca Laura Raya, directora de los posgrados en realidad virtual del centro universitario U-tad.
— Leer en cincodias.elpais.com/cincodias/2018/06/15/fortunas/1529071270_689375.html

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.