La última fase crítica del proceso de escribir un libro es la de borrar. Es la forma de priorizar el texto que tiene más intensidad. Como decía Santiago Sánchez en un curso de técnicas teatrales, cuanto más pequeño es el continente, más presión tiene el contenido. Cuanto más breve hagas tu presentación, más fuerza le darás al mensaje.
Con la estrategia ocurre exactamente lo mismo.
Tendemos a definir lo que llamamos una línea estratégica y, a continuación, le vamos agregando opciones, como si estuviésemos comprando un coche y añadiéndole extras. Lo que ocurre es que la estrategia no funciona como los coches, sino como la personalidad. Querer ser demasiadas cosas es no tener personalidad. Definir una estrategia que abarque todo es no tener una estrategia
— Leer en www.eduardolazcano.com/tener-una-estrategia-significa-renunciar-a-cosas/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.