Las empresas defienden su honor | Economía | EL PAÍS

La extensión de las tecnologías de la información y la comunicación ha cambiado el entorno de tal manera que las compañías están obligadas a saber qué se dice de ellas y, dado el caso, adoptar medidas para protegerse. A la existencia de los medios de difusión tradicionales, se suma el hecho de cualquier usuario de internet (algunos con gran número de seguidores, los conocidos como influencers) puede emitir mensajes que atenten contra el honor de una organización, menoscabando su reputación, buen nombre o prestigio. Acciones que pueden acabar incidiendo en la facturación o el volumen de ventas.
— Leer en elpais.com/economia/2018/06/07/actualidad/1528392720_917519.html

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.