Creatividad: Los tres pasos del pensamiento inverso para dar con una idea innovadora | Harvard Business Review en español

Un diseñador utiliza muchas herramientas creativas para pensar de manera diferente, pero ninguna es más contraintuitiva que «el pensamiento incorrecto», también llamado pensamiento inverso. El pensamiento incorrecto consiste en centrarse intencionalmente en la peor idea posible, exactamente lo contrario de la solución lógica o aceptable; son ideas que le pueden hacer reír o incluso que le despidan. Se trata de partir de ellas para encontrar nuevas maneras de resolver viejos problemas.

Por ejemplo, uno de los descubrimientos más importantes en la secuenciación del genoma humano vino de Fred Sanger que invirtió su proceso para lograr una innovación. Como explicó Siddharta Mukerjee en su libro The Gene, Sanger «dio la vuelta a su propia estrategia e intentó construir ADN en lugar de descomponerlo». Su pensamiento incorrecto le condujo a su segundo Premio Nobel de Química en 1980 por su contribución a la secuenciación genética .

El gran chef argentino Francois Mallmann, que participaba en la serie de documentales de Netflix, Chef’s Table, dejó la comodidad de sus restaurantes para cocinar en la naturaleza de la Patagonia, sin cocina ni ayudantes profesionales. En lugar de ese equipo, viaja con un grupo de jóvenes novatos con poca o ninguna experiencia. Él los llama «cocineros nómadas», un equipo que vagabundea. Su pensamiento incorrecto acerca de lo que hace un chef y cómo lo hace ha permitido a Mallmann crear experiencias culinarias increíblemente únicas que nunca podrían suceder en un restaurante tradicional
— Leer en www.hbr.es/creatividad/776/los-tres-pasos-del-pensamiento-inverso-para-dar-con-una-idea-innovadora

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.