Uno de los grandes objetivos de las marcas es el de cruzar la línea entre simplemente ser una marca que los consumidores aprecian a una que los consumidores aman. Cuando las emociones entran en la ecuación, la relación se vuelve mucho más estrecha y se convierte en mucho más positiva para la marca. Cuando el consumidor ama a una marca y a sus productos, el peso que esta tiene en las decisiones de compra es mucho mayor, como también lo es la fidelidad a la marca y hasta el papel que el propio consumidor desempeña como advocate de la misma. La marca deja de ser simplemente eso para convertirse en una lovemark.

Las marcas y las empresas que están detrás de ellas han intentado por tanto comprender de forma recurrente qué es lo que hace que los consumidores las amen (o no) y qué deben hacer para despertar esos sentimientos. Entre las razones, hay muchas cuestiones y se pueden encontrar muchos elementos que funcionan como detonante.
— Leer en puromarketing.com/88/30287/amor-marcas-difiere-segun-pregunte-mujeres-hombres.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.