«El principal reto fue crear un packaging que no estuviera destinado a ser desechado», Brum Brum Design

Esto le da valor y lo hace útil de otras maneras. Así es como el packaging comienza su segunda vida: un garaje para la bicicleta, una casa de muñecas o un sitio donde colorear al mismo tiempo. La caja puede vivir por separado como objeto de mobiliario y sirve como accesorio para el producto […].
— Leer en graffica.info/revista-graffica-9-brum-brum-design/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.