La respuesta es no, claro, puesto que tal como lo entendemos, tecnológicamente era inviable. Pero el sábado visitando en la exposición Los pilares de Europa. La Edad Media en el British Museum CaixaForum de Barcelona pude apreciar, entre las numerosas piezas interesantes, un díptico del 1300. Estas piezas las empleaba la iglesia para adotrinar a los personas, con recursos claro, pero que nos sabían leer. Y esto no se limitaba a los dípticos sino al arte sacro, a los altares y a los fresco y vidrieras.

Y de allí me fue inevitable hacer un paralelismo con el instagram actual. Tanto en la actualidad como en el pasado las imágenes y símbolos afectan a la comprensión humana, y  condicionan a la hora de tomar decisiones, o de realizar elecciones. La iglesia utilizaba las imágenes para transmitir su mensaje, ganar adeptos y controlar los comportamientos no justos, las empresas lanzan imágenes para persuadir a la audiencia.

Por eso es tan importante poder dominar este lenguaje visual en el sector empresarial, gracias al que los empleados y los directivos pueden comunicarse de una forma más directa, sencilla, y fácil de entender.

Saliendo de la exposición fue a la librería del museo y di, casualmente o inducido, con un libro muy interesante de Willemien Brand sobre el Visual Thinking. En las primeras páginas el autor revela un dato muy interesante; las personas usamos el 75% de nuestro cerebro para procesas información visual. Si que sabían los medievales. Habían entendido perfectamente el poder de las imágenes.

¿Donde nos lleva todo esto?

Primero de todos las imagen favorecen un lenguaje común.

El lenguaje visual, compuesto por diagramas, dibujos o esquemas, se fundamenta en estas representaciones visuales que, a priori, pueden ser reconocidas por todos. Es indudable que esta idea de comunicación aparece ya en la Prehistoria, con las pinturas de las cavernas, y ha marcado claramente la evolución de la lengua. De hecho, condiciona las actuaciones humanas, al transmitirnos ciertos mensajes.

Además los dibujos y demás formas de intercambio de información visual incrementan el interés de los receptores en un 89% y, por tanto, se trata de una herramienta de vital importancia a la hora de comunicar ideas de una forma mucho más sencilla.

La información visual es una herramienta de gran importancia para transmitir ideas de una forma más sencilla. Los usuarios deben conocer los símbolos universales (por ejemplo, una señal de prohibido el paso es reconocible en todo el mundo), y son éstos los más útiles a la hora de establecer un proceso comunicativo.

Las tres reglas de oro: atención, retención y transferencia

David Gray afirma que hay tres conceptos básicos a tener en cuneta: Attention, Retention, Transfer (atención, retención y transferencia). Son fundamentales para poder entender la comunicación visual, y para transmitir de una forma coherente las ideas.

Atención son los procedimientos que pueden ser utilizados para conseguir una implicación por parte de los receptores a la hora de captar los mensajes. Es decir, es muy importante que con la exposición llamemos la atención de aquellos que nos escuchan, ya que sin su colaboración no habría feedback y la comunicación se vería anulada.

La Retención es la capacidad de elaborar ideas que puedan permanecer un tiempo en los receptores. Si queremos que lo que digamos tenga alguna trascendencia, deberemos crear una situación propicia para que los oyentes no se pierdan, y para que retengan la información más importante. Para ello, según Dave, puede ser interesante dar ejemplos visuales más divertidos, o que requieran la colaboración de los usuarios. De esta forma, nos aseguramos su interés.

Por último, con la Transferencia entendemos la forma en la que vamos a hacer llegar esas ideas a las personas que nos escuchan. Si creamos gráficos complejos con multitud de links (enlaces) y nods (puntos clave) los oyentes se perderán y optarán por desconectar. Sin embargo, es mucho más útil fragmentar la información y ofrecer esquemas más sencillos y simples, cuyo contenido podamos captar de un solo vistazo.

Volvamos a Instragram y en general las redes sociales

La importancia de la imagen en las Redes Sociales

Si hay algo que es común a casi todas las redes sociales y que tiene una gran importancia es la IMAGEN. Las personas y las empresas ya no dicen, sino que muestran, y consiguen aumentar la atracción y el deseo hacia un objeto gracias a diseños e imágenes extremadamente cuidados y atractivos.

Las publicaciones con fotos son las que provocan más engagement en el público, ya sea porque la comparten, la comentan o lo que es más importante, la recuerdan. Las Redes Sociales como Instagram, Pinterest o Flicker, se basan casi exclusivamente en la imagen como forma de comunicación.

Lo que las hace tan importantes, efectivas y poderosas las Imágenes es que tienen una capacidad INMEDIATA de impacto. Son más fáciles de “leer”, de compartir, despiertan más curiosidad y “jugan” con nuestras emociones de una forma rápida y efectiva que un texto. La capacidad EMOCIONAL de las imágenes es enorme.

A parte de la iglesia el estado aprendió rápidamente a usar esta forma de comunicación para  comunicarse con el pueblo. Prueba de ellos son los carteles e iconografía forjada por ejemplo durante la guerra mundial

 

women_of_britain

 

Saber elegir una imagen adecuada para nuestras publicaciones es esencial. Esa imagen será un escaparate para nuestra marca por lo que tiene que ser de CALIDAD, FUNCIONAL, que LLAME LA ATENCIÓN e INFORMATIVA.

Teniendo definida nuestra estrategia, las imágenes elegidas tienen que  llegar a nuestros clientes o clientes potenciales y ayudarnos a viralizar el mensaje que queremos transmitir.

Las imágenes CERCANAS, que crean empatia y en las que el cliente se ve reflejado son las que funcionan mejor. El interés por temas cotidianos, por la vida privada va creciendo cada vez más y eso es lo que le llega al público. Que una marca abra sus puertas para muestra escenas de vida cotidiana con los trabajadores, los despachos u oficinas o los procesos de producción hace que el consumidor se sienta más cerca y se identifique con esa marca.

Todo esto, evidentemente hay que MONITORIZARLO para evaluar el impacto que están teniendo las publicaciones. Analizarlo y comprueba qué tipo de imágenes funcionan mejor para el público objetivo. Y por supuesto, para adaptar y optimizar el SEO.

Es tal la importancia de las imágenes en las redes sociales que, por ejemplo en Twitter, si a nuestro tuit lo acompañamos de una imagen, las posibilidades de que sea retuiteado aumentarán en un 159%.

En resume, eligir imágenes con mucho cuidado pues su impacto es enorme, y como ya se sabe desde hace siglos… “una imagen vale más que mil palabras”.

Anuncios