Los resultados del estudio de Meaningful Brands 2017 nos dicen que la marca más relevante para los españoles es Google, la siguiente paypal, seguida por Whatsup y Youtube.  ¿Que marca ocupa el 5 lugar? Pues si Mercadona, en definitiva destacan las marcas relacionadas con internet y el comercio electrónico, por un lado, y al igual, que en la edición anterior, los distribuidores. Hasta qui no me sorprende en absoluto.

Lo que si me hace reflexionar es que los consumidores españoles piensa y afirman que el 91% de las marcas son prescindibles, frente al 74% de la media mundial, que no es poco. Es decir, solo el 8% en España y el 27% en el mundo consideran que las marcas son relevantes y que de alguna manera contribuimos de forma significativa a mejorar su calidad de vida.

Porque digo que me sorprende, Google, ni Paypal, ni Whatsup ni Youtube, producen productos, distribuyen o investigan. Desarrolla servicios, importantes, pero servicios.

Seguimos compañeros, tenemos que tomar conciencia de que este desapego se tiene que convertir en una alarma porque sabemos que la relevancia de una marca se traduce en resultados de negocio en cuanto aumenta la intención de compra (9%), la prescripción (7%) y sobretodos la disposición de los consumidores a pagar un poco más por el producto o servicio (10%).

Analizamos los Resultados en el mercado español

Siguiendo la tendencia del resto del mundo, los consumidores españoles son escépticos, el 91% cree que las marcas son prescindibles, sin embargo al mismo tiempo esperan que contribuyan a su bienestar, el 82% consideran que las marcas deberían ayudarle a mejorar su calidad de vida; pero solo el 39% considera que lo están haciendo.

Y qui la pregunta ¿que estamos haciendo mal?  ¿porque no conseguimos explicar a nuestros consumidores lo que les aportamos?

Emos visto que en el ranking español de las marcas más relevantes, encabezado por Google y compuesto por Whatsapp, Decathlon, PayPal, Youtube, Mercadona, Ikea, Correos, Mercedes Benz y Amazon, destacan las marcas relacionadas con internet y el comercio electrónico, por un lado, y al igual, que en la edición anterior, los distribuidores como Decathlon, Ikea o Mercadona, por otro.

Si miramos los resultados por sectores, descubrimos que,  la tecnología, el ocio (restauración) y los viajes (transporte, alojamiento) están entre los sectores mejor considerados; y la banca, los seguros, las eléctricas y las operadoras de telecomunicaciones, con excepciones nominales, entre los peores sectores. Es interesante constatar que mejora la consideración de las marcas que plantean nuevos modelos de relación, como Amazon, PayPal, Google, Blablacar, Ebay o AirBnB.

María Fernanda Arce, global insights manager de Havas Group, apunta que existe “una enorme distancia entre las expectativas que tienen los ciudadanos y el contenido que actualmente producen las marcas”.

Hay que Ponerse las Pilas

Si los clientes nos piden que les seamos útiles y que le aportemos productos que le mejoran la vida, que estoy segur que la mayoría lo hacemos, seamos capaces de explicarle de forma clara lo que hacemos.

Muchas marcas y muchos Directores de Marketing sitúan el éxito de una marca en la constante innovación, pero los echos nos demuestran que por sí sola no es suficiente.

¿Como ser relevantes entonces? Os Propongo unas claves

Convicción
Tenemos construir un mensaje de marca centrado en los valores. Esos valores son los pilares, con los que tanto los consumidores como los empleados se sientan identificados.

Compromiso
Los valores crean un compromiso, nuestro compromiso, con los clientes. Tenemos que esforzarnos por conocer a nuestros cliente y sobretodos sus opiniones, estar al tanto de lo que más le gusta, de lo que consideran que necesita ser mejorado y de sus aspiraciones y deseos futuros.

Comunicación
Aunque parezca una obviedad, la comunicación es la calve. Lo cierto es que en la muchos casos, la comunicación entre empresas y consumidores es nula o casi nula. Las empresas tiene el deber de producir una información relevante y de espectro amplio para sus clientes y sobretodos sus futuros clientes o clientes ideales. Las marcas que comunican son percibidas como más fiables.

Empatía
En la decisión de compra siempre hay una componente irracional. Ante productos similares, la decisión de compra se orientará hacia empresa que establecen lazos emocionales y vínculos con sus clientes.

Transparencia
Ser honesto tiene que ser una de las calves en la relación cliente-marca. Los consumidores perciben rápidamente, y sobretodos comparte con otros consumidores, la falta de transparencia y eso es el primer paso del fracaso de una marca.

Interactividad
El usuario debe sentir que forma parte de algo, de unos valores comunes a otras personas, y además necesita saber que puede aportar su pequeño grano de arena, que puede participar. En este sentido, y vuelvo a parecer obvio, las redes sociales nos han traído nuevos formatos que nos permiten potenciar la interactividad. solo tenemos que aprender a usarla de forma correcta.

Capacidad de adaptación
Es una escusa muy común culpar de la falta de promoción a la falta de presupuesto para desarrollar acciones de marketing y publicidad. Creo que primero de todo se sigue considerando el marketing como algo superfluo o no estratégico. Por otro lado, no saber optimizar el presupuesto, por muy bajo que sea, y no entender las demandas reales del target, su perfil y los veloces cambios de tendencias suelen ser las causas más comunes. Y esto conleva forzosamente a ofrecer un producto que aparentemente no interesa a nadie, porque nadie se ha parado a explicarlo.

Anuncios