“buenas tardes, llamo porque hace semana que en el sistema me pone que mi pedido esté en reparto y no me ha llegado. Es imposible hablar con la empresa de reparto porque solo aparece un sistema automático que me pide indicar la hora preferida de entrega y nada más” repuesta, “lo único que podemos hacer es mandar un mensaje a la empresa de reparto que hagan la entrega de forma urgente” la cabo de dos día misma llamada, cabreo del cliente, la operadora cuelga. Al final busco un vía alternativa, emitir una reclamación a la agencia de transporte y acabo yendo a por mis paquetes en el despacho del operador.

Seguro que mucho reconocemos la situación y recordamos alguna experiencia personal parecida.

La atención al cliente es un asunto complejo pero estratégico y es la clave del éxito de muchas empresas, pero sigue habiendo muchas que no logran gestionar la atención al cliente de forma excelente y a raíz de este punto débil pierden clientes a man salvas.

Tratar de forma equivocada, descortés, o sin dar soluciones o alternativas  al cliente, en particular en una fechas tan sensibles como la Navidad, puede provocar un daño muy grave o a veces irreparable a las marcas. El 48% de los consumidores ha optado por dar “plantón” a las compañías que le han prestado un mal servicio al cliente durante el último año.
Os facilito esta interesante infografía de Corvisa que resume de forma excelente las claves para enamorar (y no exasperar) a vuestro cliente, y en especial en estas fiestas:
infografia
Anuncios