El escenario competitivo actual hace indispensable que las empresas fomenten la creatividad. No se trata de un proceso sencillo y no basta con decir que a partir de este momento vamos a ser creativo. Introducir la creatividad, fomentar la creación de equipos creativos supone un proceso de cambio estructural de la organización. La creatividad no es algo que se puede activar o desactivar a petición, no es algo que se produce necesariamente en horario de 9 a 18 y tampoco en espacios determinado. La creatividad parte de un proceso que permite generar nuevas ideas o asociación de ideas a partir de conceptos o entornos conocidos. En un actitud que permite mirar más allá de lo esperado y dibujar nuevos escenarios competitivos. En muchos caso es un intuición difícilmente demostrable con argumentos racionales o pruebas irrefutables de viabilidad. En muchos casos requiere de cierta valentía y un proceso de puesta en marcha con el método ensayo y error. La creatividad, al fin y al cabo, es sinónimo del “pensamiento original”, la “imaginación constructiva”, el “pensamiento divergente” o el “pensamiento creativo”

Para profundizar el proceso para creación de equipos creativos os dejo este articulo de Arancha Bustillo publicado en expansión

Cinco trucos para fomentar la creatividad en el equipo

Anuncios