¿En que me baso para elegir la forma jurídica de mi futura empresa?

22 octubre, 2014 0 Por Davide Menini

Al poner en marcha tu empresa no sólo se debes tener en cuenta la financiación, los recursos, etc. La forma jurídica es uno de los aspectos clave que debes elegir cuando vas a constituir una compañía. De hecho, debe ser uno de los primeros aspectos que debes definir, porque a partir de él se derivan otros muchos aspectos que acabarán definiendo tu empresa. Sociedad anónima, limitada, cooperativa o trabajador autónomo, sea cual sea, debe someterse a un estudio exahustivo para decidir cuál de ellas es la que más se adapta a la actividad y las necesidades de tu empresa en concreto. No hay formas jurídicas mejores o peores, no existe un patrón que las determine como “buenas” o “malas”. Simplemente tienen una serie de características legales que hacen que se adapten mejor o peor al tipo de proyecto que se quiere constituir.

Se pueden tomar como base una serie de parámetros que harán decidir una forma u otra, en función de las características del proyecto empresarial.

  • Tipo de actividad: a qué se va a dedicar la empresa. Este es un aspecto que puede determinar la forma jurídica si existiera una norma legal que tenga que aplicarse al tipo de empresa concreto.
  • Número de socios: dependiendo de si es una persona sola la que crea la empresa o son varias, dependerá establecer una forma jurídica u otra. En el caso de ser más de una, se podría constituir una Comunidad de Bienes, además de una sociedad.
  • Responsabilidad de los socios: se debe decidir también la responsabilidad del capital invertido. En función de lo elegido, afecta al patrimonio civil o mercantil, o estará limitado a lo aportado para la empresa.
  • Economía de la empresa: la elección de una forma jurídica u otra no tiene el mismo precio. Por tanto, también es necesario informarse de los costes de cada una de ellas, para determinar a cuál podemos hacer frente.
  • Aspectos fiscales: la empresa debe soportar costes fiscales, en lo que también influye el tipo de forma jurídica elegido. Las sociedades, por ejemplo, tributan a través del Impuesto sobre Sociedades y un empresario único, a través del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Son costes que hay que tener en cuenta ya que la empresa los tendrá que asumir periódicamente.

Teniendo en cuenta todos los puntos anteriores y buscando la mejor opción para la compañía, podrás elegir un tipo de forma jurídica u otro.

Interim Manage con más de venticinco años de experiencia en el sector del desarrollo de estratégias de Ventas, Marketing y Desarrollo de equipos Comerciales. Des hace 5 años trabajo el mundo del social selling y del marketing de influencers. Me muevo en muchos sectores, desde el Diy a la moda, pasadno por el turismo y las empresas de servicio. En los poryecto asumo responsabilidades como Director del Departamento Comercial o Marketing y asumiendo tareas de Marketing y Comunicación, desarrollando y ejecutando planes estratégicos de apertura de nueva cartera de clientes y desarrollando la estrategia de fidelización clientes (CRM). Con gran capacidad comunicativa, aptitud pedagógica, resolutivo y cooperativo (trabajo en equipo). MAs de 20 años de experiencia en formación en ventas y marketing. Además he trabajado Consultor Senior en instituciones públicas tales como la Universidad Autónoma de Barcelona, IQS, EUNCET, UB, Cámara de Comercio de Sabadell, Terrassa y Manresa y empresas del sector privado. He tenido el honor de ser profesor de marketing relacional en La Salle, en la Universidad Autónoma de Barcelona, y de investigación de mercados en la EUNCET y FundemiIQS. Colaboro habitualmente con el Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Barcelona y de Barcelona Activa. Además he sido Consultor Senior de desarrollo comercial estrategico en proyectos MEDA UE (Damasco, Aleppo, Cairo) y en consorcios europeo Expero2EU y Trainet. He tenido el placer de sermiembro del equipo que ha desarrollado el sello de calidad comercial con SGS y COACB