Las empresas harán formación directa sin mediación de patronal y sindicatos

Los agentes sociales siempre han gestionado directamente la llamada “Formación de oferta”.

tela como se indica en la página de la fundación tripartita esta formación está entre las iniciativas de formación que se financian dentro de este subsistema. Se trata de  acciones formativas dirigidas directamente a los trabajadores ocupados y desempleados que se financian a través de subvenciones.

La formación de oferta o formación subvencionada apoya a las empresas en la mejora de su competitividad y cumple con las aspiraciones de promoción profesional y desarrollo personal de los trabajadores, quienes mejoran sus competencias y habilidades para el desempeño de su ocupación o para su paso a otros sectores emergentes en los que se crea empleo.

Hay dos tipos de convocatorias:

  • Dirigidas a todos los trabajadores prioritariamente ocupados
  • Dirigidas a Jóvenes menores de 30 años

Los cursos de formación se ofrecen, de manera gratuita, por las organizaciones empresariales y sindicales, las de economía social, trabajadores autónomos y los centros y entidades de formación debidamente inscritos y acreditados.

Puedes encontrar los cursos de formación gratuitos a través de nuestro buscador. En función del perfil del trabajador, éste podrá participar en uno o varios de los siguientes tipos de planes de formación:

  • Intersectoriales, para la adquisición de competencias transversales a varios sectores económicos. Incluyen la formación de la representación legal de los trabajadores necesaria para el ejercicio de sus funciones.
  • Intersectoriales dirigidos a trabajadores y socios de la economía social.
  • Intersectoriales para trabajadores autónomos.
  • Sectoriales, dirigidos a trabajadores de un sector productivo concreto y al reciclaje y recualificación de trabajadores procedentes de otro sector en situación de crisis

COn la reforma que está planetando el gobierno la función de los agentes sociales se limitará a la planificación, el diseño y el control del sistema. Las administraciones programarán su formación para cubrir a quienes no alcance la formación en la empresas o “formación de demanda”.

Esta formación, tal y como se indica en la página de la fundación tripartita es la que las empresas planifican y gestionan para sus trabajadores; utilizan para su financiación la cuantía para formación que se asigna a cada empresa en función de su plantilla.

Esta iniciativa de formación comprende también los Permisos individuales de formación, que tienen por objeto el que los trabajadores puedan realizar acciones formativas reconocidas por una titulación oficial, sin coste para la empresa donde prestan sus servicios.

Las empresas disponen de un crédito para financiar la formación de sus trabajadores cuyo importe se obtiene al aplicar a la cuantía ingresada por cada empresa el año anterior, en concepto de cuota de formación profesional, el porcentaje que anualmente se establece.

Las empresas que concedan permisos individuales de formación dispondrán de un crédito adicional según lo dispuesto en el artículo 13.3 del Real Decreto 395/2007 y en el artículo 23 de la Orden reguladora de esta iniciativa.

Tanto con la formación de oferta como con la formación de demanda el acuerdo que se estipuló en el 2007 pretendía 3 cosas:

  1. Conseguir una mayor promoción e integración social de los trabajadores, así como una mejora de la competitividad de las empresas
  2. Proporcionar a los trabajadores ocupados la formación que puedan necesitar a lo largo de su vida laboral
  3. Facilitar a las empresas, principalmente a las pequeñas y medianas, el desarrollo de programas de formación mediante un procedimiento ÁGIL, FLEXIBLE Y SENCILLO

 

Fue uno de los compromisos de Mariano Rajoy en el reciente Debate del Estado de la Nación, aprobar este año una reforma de la formación profesional bajo el modelo de la libre concurrencia. Y las negociaciones entre el Ministerio de Empleo y los agentes sociales han alcanzado ya un principio de acuerdo bajo la fórmula de permitir a las empresas hacer formación directa sin la intermediación de patronales ni de sindicatos, lo que supondría un cambio radical en el sistema de formación español, para aproximarse al modelo alemán.

El borrador de la reforma que el Ministerio de Empleo ha entregado a los agentes sociales propone “una formación programada por las empresas que sea la vía para dar respuesta a las necesidades inmediatas relacionadas con adaptaciones en los procesos productivos y en la organización del trabajo”.

Junto a la formación directa en las empresas la propuesta del Gobierno incluye “una formación programada por las Administraciones competentes para dar cobertura a las necesidades que no atiende la programación empresarial, tanto para trabajadores ocupados, como desempleados”.

Estas acciones formativas deberán anticipar cambios en los sistemas productivos y promover la adquisición de nuevas competencias profesionales, prever vías eficaces para la reorientación de trayectorias y cualificaciones profesionales ante cambios tecnológicos y situaciones de crisis o reestructuración y permitir el cumplimiento de itinerarios formativos .

Desde el Ministerio de Empleo la única condición que se impone en la negociación es que el nuevo modelo de formación está inspirado en tres principios básicos: libre concurrencia, máxima transparencia y evaluación permanente.

Para ello, la gestión de la formación dejará de ser competencia directa de la Fundación Tripartita, integrada por la Administración y los agentes sociales, para pasar a ser competencia de la empresas especializadas. De esta forma, los sindicatos y las organizaciones empresariales dejarían de ser los perceptores de las subvenciones para formación, que se adjudicarían, una vez entrada en vigor la reforma, a las empresas adjudicatarias de los programas y proyectos en un proceso de libre concurrencia.

Con este cambio, la función de los sindicatos y de las patronales se limitará exclusivamente a participar en la “planificación, programación y diseño del sistema, actividad que tendrán que compartir con el Gobierno y con otros agentes que se incorporan al sistema como son las comunidades autónomas, organizaciones representativas del trabajo autónomo y de la economía social y las empresas privadas especializadas en la formación.

En materia de la financiación de esta nueva Formación Profesional para el Empleo, el proyecto del Ejecutivo plantea incluye “a determinación de una financiación pública ajustada a las necesidades de empresas y trabajadores que permita la anticipación y la estabilidad del sistema de formación profesional para el empleo”.

Esta financiación, incluirá los fondos provenientes de la cuota de formación profesional; las aportaciones del Servicio Público de Empleo Estatal y de las comunidades autónomas; y los fondos provenientes del Fondo Social Europeo o iniciativas europeas específicas, como la Iniciativa de Empleo Juvenil”.

La gestión de esta financiación se realizará siempre con plenas garantías de concurrencia, transparencia y de buena gestión “.

Con el nuevo modelo, la Fundación Tripartita seguiría existiendo aunque deberá revisar su naturaleza institucional y revisar sus funciones que se centrarán en el “proceso de gestión, seguimiento y control de las iniciativas”. Además, la Fundación deberá contar con la participación de las comunidades autónomas manteniendo la participación de las organización sindicales y empresariales e incorporando a profesionales de reconocido prestigio que aporten su experiencia.

ARE tiene como misión ofrecer, diseñar e implementar acciones formativas que aporten valores a las empresas y a los trabajadores. Consideramos la formación como una ventaja competitiva que permite a las empresas consolidarse, crecer y competir mejor en el mercado. Por ello estamos constantemente actualizando e innovando en contenido y servicios, para dar respuesta al mercado. Por ello promovemos un proceso de implantación de la formación en las empresas como un proyecto a medio largo plazo con objetivos claro anuales y plurianuales y no como una respuesta puntual o acciones aisladas.

Modelo de implantaciónde acciones formativas de ARE

formacion
Consideramos que esta iniciativa abre las puertas a difundir y fortalecer la formación en las empresas
Otros articulos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s